Tal vez alguna vez te ha pasado que, después de mucho estudiar, el resultado o fue el que esperabas. Probablemente esto se debe a que no estudias de la manera más óptima para que tu cerebro retenga de verdad la información y no sólo durante el tiempo que dedicaste a estudiar.


Para que esto no te vuelva a pasar te compartimos 5 consejos para mejorar tu técnica de estudio, ¡chécalos!



GENERA UN AMBIENTE PROPICIO PARA EL ESTUDIO


¿Dónde estudias? ¿En tu casa, la biblioteca de tu escuela, un parque, el transporte público? Es muy importante que consideres generar un ambiente propicio para las horas que dedicas al estudio. Idealmente debe ser un sitio alejado de distracciones y ruidos fuertes, el mobiliario que uses debe ser cómodo y lo mejor es que tengas todo lo que necesites a la mano; ya sean libros, bolígrafos o Internet.



CREA UN PLAN DE ESTUDIO


¿Tienes tres exámenes un mismo día y no sabes ni cómo empezar? Es muy importante que organices una agenda con los tiempos de estudio dedicados a cada materia. Toma un pequeño descanso entre cada una y redacta tus notas por separado. Esto te ayudará a que no te confundas entre asignaturas al presentar tus exámenes.



DUERME BIEN


¿Crees que lo ideal es desvelarte estudiando? En realidad es una pésima idea. Se ha comprobado que la falta de sueño sólo reduce tu rendimiento mental, lo ideal es que duermas siete horas, así que, ¡recurre al segundo punto y organízate!



ALIMENTANTE SALUDABLEMENTE Y EVITA BEBIDAS ENERGIZANTES


Aunque pueda no parecer una técnica de estudio, lo cierto es que un cerebro que no fue alimentado es un cerebro que no quiere trabajar. Toma tus alimentos en los tiempos que acostumbras, aumenta tu consumo de frutas como la manzana y evita bebidas energizantes que sólo incrementan tu ritmo cardiaco y niveles de azúcar por las nubes.


Con estos consejos para mejorar tu técnica de estudio comenzarás a notar mejores resultados. ¿Ya estás en época de exámenes? ¡Ponlos a prueba!